Raquel Tenías absuelta

Me alegro mucho de la absolución de Raquel Tenías porque su acusación me pareció siempre un abuso policial… solo que una frase de la sentencia me chirría.
Dice el juzgador: “es frecuente a la hora de valorar las declaraciones testificales de los policías tener en consideración la objetividad que en principio cabe atribuir a las mismas dada su condición de funcionarios públicos pero han de ser valoradas conforme a las reglas del criterio racional y contrastadas con los demás medios de prueba.”
Esa objetividad que en princpio cabe atribuir a los testimonios policiales “por su condición de funcionarios públicos” lo pudre todo, marca a mi juicio un desequilibrio procesal habitual, una manifiesta desigualdad ante la ley y una inseguridad juridica peligrosa dado que raras veces se contrastan esos testimonio con otros medios de prueba de imposible obtención en muchos casos… El día que vea que un policia antidistrubios es condenado por falso testimonio, cambiaré de opinión, mientras tanto seguiré pensando que lo que le pasó a Raquel Tenías nos podía haber pasado a cualquiera y que pueden hacer contigo lo que les de la gana.

 

Anuncios