Ir tirando

img_01731.- Y así van pintando estos días de tregua forzosa y pocas ganas. Considerar el que acaba un mal año y solo eso, es casi un lugar común, una frase hecha de puro reparto, y en el fondo una desmesura, por mucho que contenga algunas verdades más amargas que poco gratas.  Lo demás, a verlas venir.

2.- Los inventarios previos a las declaraciones de ruina o liquidaciones por derribo son por completo inútiles: lo más importante es cerrar la puerta cuanto antes para que el techo no te caiga sobre la cabeza.

3.- El accidente que parte tu vida en un antes y un después al que te acomodas como puedes: te conformas que esa “poca cosa” que es mucho.

4.- “El carácter fundamentalmente solitario e íntimo de la enfermedad” (O. Sacks, en Con una sola pierna)

6.- “No es tu hora caballiru…!”, le dijo una cholita al  poeta que socorría después de que a este unos maleantes le abrieran la cabeza de un fierrazo,  allí por la Tumusla, La Paz, Bolivia (Del campeonato de kenchas)
7.- “Zancadillas del diablo”: dícese cuando te abren la cabeza de un fierrazo o te asan sin tu permiso a la barbacoa. (Del mismo campeonato de kencherío fino).
8.- La gratitud no hay que expresarla por pudor, para no resultar obsceno… dice sobre todo quien ni la tiene ni la siente y la considera una blandenguería sentimental: gente que es mejor no frecuentar.
9.- El prurito de dar lecciones y el de pasar lista… no se cuál de los dos me da más asco.
10.- El desparpajo de la gente que te refrota sus golpes de buena suerte no por gusto de compartir nada, sino por el de dar rejón.
11.- Nunca he sabido lo que “tienes que hacer a tú edad”…  y detesto que me lo digan.

Anuncios

Un pensamiento en “Ir tirando

Los comentarios están cerrados.