Les Chênes qu’on abat…

img_0036Los robles no los tala nadie, los tumban la edad, las tormentas, las nevadas, los vendavales… ese de la imagen no ha resistido las nevadas de hace unas semanas. Era el más majestuoso de todos los de su entorno, varias veces centenario. Ni sé la de veces que lo he fotografiado en su plenitud.  Alguien me dijo que era como para hacer un junta medieval de caballeros bajo sus ramas y jurarse algo, cualquier cosa, alguna rebelión… yo hubiese metido una conjura de proscritos  levantiscos. Cambia el paisaje, más de lo que logras percibir y tú envejeces más de lo que te gustaría.

Anuncios