L’Homme du train (2002), Patrick Leconte

captura-de-pantalla-2017-01-24-a-las-07-45-16

Ser lo que no querías ser, no poder ser ya otra cosa, no ser aquello que pudiste ser, si no hubiese habido tantos peros, tantos miedos, tantas cobardías, tantas palabras tragadas como sapos; vivir abocado a algo más que al fracaso, a hacerlo  atado de pies y manos con la soga de la propia vida. Se hizo tarde hasta cuando era pronto. Malos tiempos para hablar de esto, por mucho que sea algo común.  Al fracasado se le amordaza o casi mejor se le obliga a que se ponga él mismo la mordaza y no venga a estropear la fiesta. Los lobos tienen heraldos en sus periódicos que predican el éxito, el fogonazo, el aplauso de la pura nada, poco importa que sea trampa, como sus carreras universitarias basadas en la trampa y la mentira, sus reportajes periodísticos, sus clanes de intocables, su más elemental  trato humano, sus negocios… El fracasado está mal visto, cada vez peor. El tipo de éxito se exhibe, se deja exhibir, especimen de un tiempo de vivos y de muertos en vida, de destellos y mucha sombra, poco importa, hay focos de sobra. El fracasado oculta su fracaso como puede, ni siquiera se muestra entre iguales. No está solo, pero… el fracaso esquina, aparta, aleja. El fracasado teme los espejos, como teme el día y teme la noche. Los espejos son los otros. No se mide, ya no, se ve en cambio con nitidez, hasta con los ojos cerrados. El fracasado tomaría ese último tren, el de la película de Leconte, y tal vez mataría o moriría, pero no es Octavio Paz, en ese breve poema que habla no de la levedad del vivir, sino de su peso, y sobre todo no es Schumann; tomaría ese último tren y no regresaría jamás, pero, hace ya años que hay un pero, insalvable.

Anuncios

Un pensamiento en “L’Homme du train (2002), Patrick Leconte

  1. ¿El fracaso lo certifican los demás ? , ¿ o uno mismo , si se traiciona ? Traición , ¿ a qué ?
    Quizás la soberbia autocomplaciente , ahíta y satisfecha de si misma ,sea el mayor fracaso.
    No lo sé . Morirse sí que es un fracaso , y ahí vamos todos. Así que a lo mejor ir ya con algo de práctica y el culo pelado , que luego viene el chasco y no abonan el billete.

Los comentarios están cerrados.