Hondarribia (Diario volátil)

_dsc00101.- Que la memoria te huela a muerto es algo más que una frase bárbara… es un peligro.
2.- Lugares cuyo presente te es imposible vivir, ni siquiera de forma pasajera, es en el recuerdo de lo vivido donde lo haces, la niebla en la que te debates: aquí fue, aquí estuve con.. (aquí caras perdidas o las de gente que ya no está), aquí vivía Sistiaga, aquí compré el cuadrito de los pescadores azules de Sagarzazu, aquí expuso Remigio Mendiburu, en esa mesa comí con… Hondarribia/Fuenterrabia es uno de ellos. No cuenta lo que es –salvo lo que puedas comer no en cualquier sitio, sino en el escenario de los mejores recuerdos o la caminata que des y no te derribe–, cuenta lo que fue, lo que forma parte de ti si lo cuentas, el accidente que pudo costarte la vida, los días de la vida,  la gente que te ha facilitado el estar hoy escribiendo estas líneas y cuyo recuerdo honras… literatura de la memoria en tiempo de peleas.
3.- Los aniversarios espesan la vida… como explicarlo, asombran, te hacen verte más rompecabezas que nunca… “¡Pero cómo es posible… tanto tiempo!” Sí, eso tanto tiempo.
4.- Dudo de que lo vivido esté a la espalda, como no ejercites el recuerdo, no está en parte alguna… como no sea en las cicatrices.

 

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Hondarribia (Diario volátil)

  1. Los chopos parecen cubrir sus transparencias
    En las ramas los brotes comienzan a pesar
    Sufrido en una parálisis emocional
    en una vida por completo anormal
    cuento los inviernos asombrado y vago
    Necesito unirme a una causa que no sea el mero sobrevivir
    Este siglo me está pareciendo melancólico sobremanera
    Dónde es ahora creo que se decía una web en el 2000
    No se a que viene eso tal vez el presente con sus cicatrices

Los comentarios están cerrados.