Carnavalesca con Longhi y con Goldoni

pietro_longhi_009El rinoceronte de Pietro Longhi para acompañar estos versos de Carlo Goldoni:

Le bugie sono per natura così feconde
che una ne suole partorir cento

(Las mentiras son por naturaleza tan fecundas que de una sola nacen cien).

Una verdad… o una apariencia, en el cuadro de Longhi: el animal desprovisto de su defensa, exhibido como un espectáculo y hostigado por un valiente, a cara descubierta, pero protegido por la barrera del palco para diversión de enmascarados… tal y como yo lo veo o quiero ver.

Anuncios

Un pensamiento en “Carnavalesca con Longhi y con Goldoni

  1. Hola Miguel:
    Cruel imagen del encerrado bulto animal…
    ¿Esa progresión multiplicativa de la mentira ha hecho que la mayor parte de lo que vemos y oímos no sea otra cosa que farsa?. Flores, kebapts, cooca, risas, remedios para la melancolía (por cierto un buen relato de Bradbury), el pan, el dinero…Y si todo fuera mentira (…piadosa).
    ¿Y si, sólo de vez en cuando, viéramos breves y moribundas mariposas imperiales verdaderas?. Ideas que resisten, banderas rotas por la intemperie. Hechos, que no por fugaces dejan de quedar marcados en la memoria como latigazos (la guerra). “Las bárbaras crueldades”.
    A mi me gusta esa cosa de Michel Montaigne -Miguel Montaña para los amigos-, de decir las cosas como le vienen a su cultivada mente en su terrestre cuerpo. La verdad, es que envidio el conocimiento de los latinos que brinda en sus citas fastuosas y los vinos que se tomaba en el predio.
    Se me ocurre que la verdad se basta por si sola, mientras que la mentira requiere impunidad y la impunidad supone ocultamiento y participación de muchos a sabiendas y de otros muchos, ignorante comparsa.
    En una novela Sender se atreve a plantear que “la realidad, es perfecta”, eso a la vista de un campo de batalla…(creo que los tanques soviéticos, por fin se habían puesto en marcha)…No creo que la realidad sea, ni deje de ser perfecta. Tampoco creo en que es lo que hay…y punto. A fin de cuentas llevamos buscando desde tiempo inmemorial respuestas y haciéndonos preguntas y ese parece un ejercicio humano curioso en el que hemos encontrado verdades incuestionables.
    Esto si no hablamos de Spain el país en el que “la justicia vale menos que el orín de los perros”.
    Spain ya es otro tema. Hasta luego Miguel.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s