Defensa propia

¿De verdad o es que no sabes cómo acertar? Además, contra la difamación y las leyendas negras que te siguen como buscapiés, no hay defensa posible: no haces sino expandirlas.
Anuncios