Morir por Alá

_DSC0175

Ayer estaba  desayunando en un bar de gente al ojeo, descuideros notorios, trileros y demás gente de honor y devoción, cuando la televisión ha dado la noticia de un incidente en el aeropuerto de Orly en el que ha muerto una persona. Un incidente confuso protagonizado por alguien que intentando arrebatarle el arma a un uniformado se ha inmolado por Alá. Esa es la versión oficial, adornada de inmediato con alcohol, drogas y más Alá, y no solo eso, sino que el fallecido estaba fichado y debería haber sido controlado lo que está sirviendo para munición de campaña electoral para demostrar la ineficacia gubernamental en la lucha antiterrorista islamista. En la mano tenía un libro de maître Jacques Vergès, Le salaud lumineux… un abogado que cuando menos ponía en solfa las versiones oficiales y sostenía que todo el mundo tiene derecho a una defensa y a ser oído por tanto (por mucho que nos repugnen sus crímenes), algo que las ejecuciones sumarias excluyen.

Anuncios

Un pensamiento en “Morir por Alá

  1. Hola Miguel y al hilo del comentario que te hacía antes…desordenadamente quería expresarte mi repugnancia por la idea de dar muerte a un o una semejante, aunque sea de lejos, con mira telescópica y silenciador. Ahora, la situación ha tomado tal cáriz…En París, me cuenta mi prima Chantal, se ha instalado una situación completamente enfermiza…la gente teme…Es el colmo de una guerra psicológica
    Por otra parte cuando no es la policía una dictadura?. Más cuando las garantías de seguridad están amenazadas en esta Europa acostumbrada, acomodada, descansada sobre su expolio del mundo… todo para convertirse en un museo, sucursal de Mundo Disney y rebajar nuestras mentes a emoticonos.

Los comentarios están cerrados.