Cerrazones (Diario volátil)

*** Escribir el artículo del domingo: la piedra sobre la cabeza no, la cabeza dentro de la piedra (En el espacio de un antiguo circo parisino).
_DSC0065.JPG
Cartelería parisina brava… ¿Quién es ahora Charlie? Con ese mensaje dudo que los mismos que en enero de 2015 se hicieron la foto de famiglia. Esos, ahora, manipulan, muerte sobre muerte, la emotividad del público para exigirle manos libres en la represión del terrorismo e ilimitada capacidad de ensuciárselas.
*** Una buena noticia: la Audiencia de Navarra considera que los incidentes de Alsasua no son terrorismo: a ver si ahora ese desdichado asunto pasa de las manos de burócratas togados de la política a las de juristas que actúen con arreglo al ordenamiento jurídico y no a la ideología que sostiene el Gobierno.
*** Los ataques terroristas de París y Londres conmocionan al público, esta noticia nada, encogimiento generalizado de hombros o aplausos: «Más de 200 civiles muertos por un ataque aéreo estadounidense», en Mosul, Irak.
 *** A ver a quién le cuentas que estás lejos y que en tu casa no hay nadie, mientras de la mano de Satie vuelas  allá lejos y hace tiempo, felices ochenta, miopes ochenta, Gambela y su voraciad mal disimulada, París y sus pasajes, otro saco de humo, naderías esteticistas, erudicón baldía, ficciones, Satie, insisto, en El fuego fatuo, la película de Louis Malle, sobre la novela de Drieu la Rochelle, una noche en un pabellón boscoso, en Versalles, 1972, un escritor, Gerard de Rudder, que estudiaba El fuego fatuo, entre melopea y melopea, Satie, yo me acuerdo, Perec y Búnkol, el luchador  contra el Mal, nada menos que contra el Mal, pero del PCml entonces o del Grapo, o del qué más me da, si todo eran arengas y sermones, allí por Malakoff, 1976 ya, enero, mucho antes de bailarse un agarrao con los corruptos urralburidos y sus herederos en el Altxerri, bar de trueno este, abierto las 24 horas para quien sepa encontrar la puerta de entrada, en ese barrio, Biargieta, en el que todo tiempo es presente… Satie, Gymnopedias, memoria.

Guardar

Guardar

Anuncios