Para ir tirando… a cierta edad.

Cuando has dado en personaje imaginario cuídate de tratar con tus iguales como si fueran personas de carne y hueso, porque los equívocos gravosos los tienes asegurados. A cierta edad, fantasías las justas, las que no te empujen a pozo negro alguno.

 

A cierta edad…

 

 

A cierta edad… «¿Cuál?», pregunta la sombra que te vigila. «Esa… tú ya sabes». No hace falta ni preguntarlo, ni mucho menos contestar con detalle a la pregunta; con «esa», basta.

Esa pues, es la edad en la que olfateas la chamusquina, algo más que la chamusquina incluso, en la que percibes en el aire, a tu alrededor, allí por donde pasas, allí donde entras, un olor agrio y persistente que flota ligero y que si te descuidas eres tú mismo quien lo lleva pegado a la ropa, lo arrastra y expande, y deja a su espalda: el olor del abandono y de la ruina, del cerrado y del pasado irremediable; el olor de la hoguera de la leña mala apagada con orines, el que dejaban atrás los vagabundos que de la noche a la mañana desaparecían del mapa, porque ya no tenían mapa… ni tú tampoco, si me apuras. El mapa es para los que conquistan a dentelladas el territorio que en él aparece dibujado o para los que con sus pasos lo dibujan y hacen de la Terra Incógnita su geografía.

Un olor a casa deshabitada junto a la que pasas a diario en tus derivas urbanas, pasos de lobo enjaulado, de lobo despiñado, apolillado, lobo al cabo, con los ojos velados por la lejanía, olfateada, rumiada lejanía, cada día más lejos, mientras el paisaje se achica de mala manera y la fosa se abre a tus pies, debajo de la hierba segada, la del último verano… Nieve. Lobo. Cuento. Chino.

(Fragmento inicial de un ensayo de evidente título)

 

Anuncios

Un pensamiento en “Para ir tirando… a cierta edad.

  1. Magnífico comienzo…que invita a seguir leyendo,y como si de una medicina se tratase,tragar el frasco entero.
    Esos pasos de lobo enjaulado pueden llevarte, si te dejas, hasta ese momento en el que solo tienes fe en el siguiente desastre.
    Un saludo Miguel

Los comentarios están cerrados.