Estrépitos e insolencias (diario volátil)

DEwtDK9XgAEpQf5

La empatía del amigo bibliómano se reduce al ámbito de la letra impresa y a las rarezas de imprenta. Fuera de eso, la estolidez suele ser total.

Con las amistades vinosas sucede algo parecido, si dejas el trago, el paisaje se despeja una barbaridad y hasta puede dar en el encono.

El descacharrante personaje que tiembla de emoción al recitar de manera pomposa los títulos y posesiones de sus conocidos que, por su parte, le desconocen.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s