Vísperas de viaje

Se dice que el viaje empieza cuando cerramoa nuestra espalda la puerta de nuestra casa. Yo creo que empieza un poco antes, no ya cuando terminas de hacer el bulto, sino cuando miras mapas y te las prometes muy felices diciendo que irás aquí o allí. No tienen nada que ver, pero esas páginas de La isla del tesoro en las que Stevenson cuenta los preparativos del viaje y del armar la Hispaniola. Luego, los días y las circunstancias se encargan de poner las cosas en su sitio y tal vez vayas a donde te has propuesto, y tal vez lo hagas a donde no habías pensando ir jamás. La semana que viene presento en La Paz mi libro Chuquiago. Deriva de La Paz, una crónica de patiperreo urbano y más tarde me disfrazaré de paciente y minucioso erudito en los archivos nacionales en busca de exploradores y bandidos, pero antes y después habrá tiempo para subir cerros y asomarse a apachetas…eso espero.

Anuncios