El lugar de los sueños

IMG_0025

* Es de desear que el lugar de los sueños no sea detrás de un cierre o unos barrotes, inalcanzable.

* Lees con asombro de la proliferación de compañías privadas de seguridad, de vigilancia, de investigación y de información… y a la vez lees de cómo un ministerior del Interior se permite el lujo de definir, al margen del Código Penal, más allá de este, un delito como el de odio… y procuras pensar en otra cosa para no hacerlo en la inseguridad jurídica y en el imperio de la arbitrariedad.

* El odio ha pasado de ser una tara moral, una pasión arrebatadora y devastadora, a ser en sí mismo un delito de espectro cada vez más amplio, que podrá, a no dudar, ser perseguido a modo preventivo, antes de manifestarse o de que a una determinada conducta le sea aplicado… Llama la atención la tranquilidad con la que se habla de ello y se asimila, poco a poco, oposición a odio,  disidencia y lo mismo.

* No he visto nada que nos distancie y aleje más que el poder, el puesto, el cargo… ni el dinero. Pocas amistades resisten esa situación de desigualdad en el trato… y es irreversible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s