Manuel Valls, «el torero de vacas lecheras», según Michel Onfray

15134526060981La aparición, pues de eso se trata, de una aparición, de Manuel Valls hecho gurú, en la campaña electoral catalana,  y soltando enormidades aparatosas, me ha recordado las páginas que le dedica Michel Onfray en La cour des miracles. Carnets de campagne (2017), páginas 141 a 143, una recopilación de crónicas de la última campaña electoral francesa. Onfray es demoledor. Lo pinta desdiciéndose, perjurando, abjurando, abrazando lo que ayer era motivo de lapo, apuñalando a  sus padrinos y socios, y rematando la faena con un guiñolesco, dice Onfray, «ça, c’est la gauche»… Al final, tras todos sus intrigas y complots, Valls se quedó sin nada, algo que los cronistas españoles obvían, como si solo fuera un gaje de una carrera política esfumada, después de querer refundar el partido socialista (PSF) sin socialismo, porque el mismo nombre le resultaba anacrónico. Para los medios de comunicación españoles Valls era un español que tenía el mérito de haber llegado a alcalde de Evry –lo de la falta de «blancos» en el municipio, mejor para otra ocasión– y a primer ministro de Francia luego, algo parecido a una hazaña deportiva con mucho handicap encima. Pero nunca hablaron de lo que cita Onfray: que Valls es un personaje que, en 2005, afirmaba ir a votar NO en el tratado europeo, pero luego admitió que votó SÍ cuando vio que el NO podía ganar; que apuntaba como un fiscal feroz que intentar explicarse el terrorismo era apoyarlo; que se mostraba partidario de la gestación subrogada en una revista homosexual, Têtu, y en contra, en los medios de comunicación católicos … ¿Y este personaje regresa  a su ciudad natal a dar lecciones apocalíticas? Pues sí, porque es de una coherencia absoluta con el gran desbarre nacional. En nada desentona de los grandes contradictorios nacionales. Es uno más en la barraca de fenómenos en que se ha convertido la vida política española.

3 comentarios en “Manuel Valls, «el torero de vacas lecheras», según Michel Onfray

  1. Valls, es como la inmensa mayoría de los actuales políticos, ni de izquierdas ni de derechas, nada de nada, ninguna ideología es obedecer a quien le promociona, que es el poder, el de siempre la banca, las multinacionales los que van ha hacer posible que una mayoría, los de siempre lleguemos a vivir con un bocadillo y poco más…

  2. Tampoco cuentan que su hermana , la escritora Giovanna Valls, le ha recriminado públicamente su apoyo al 155; pero claro , la pobre es una ex-yonqui que no se entera de nada y su hermano es un campeón que se codea con otro candidato a presidente fracasado ; Vargas , a la hora de darle leña al mono catalán ante un auditorio dispuesto con autobuses fletados en Zaragoza y rellenados de militares.
    Curiosamente a estas elecciones no se presenta ninguna de las candidaturas de la extrema derecha habitual : MSN y demás . Butano para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s