Máscaras

cf91be04-74b8-442a-aa8a-3ddbf7e89478

No es de mi colección, lástima. Se trata de una máscara Mbole/yala, del Congo, destinada a los condenados a muerte para asegurarles una vida mejor en el otro mundo. No voy a dejar nunca de sentir una ilimitada fascinación por las máscaras, sean de la geografía que sean. Viene de lejos, de muy lejos, desde que vi la primera siendo niño. ¿Dónde? No me acuerdo. Fue antes de ver las fotografías de la casa de Neruda, eso seguro. Las he ido adquiriendo por todas partes, Las Pulgas de París, Bolivia, chamarileros, mercadillos… hasta en mi ciudad, tan lejos de ese exotismo que conjuraba en su tratado Victor Segalen. No son los otros, allí son los mismos o muy parecidos de generación en generación, por mucha máscara que te pongas o que se pongan, somos reconocibles, como lo es la presa para el cazador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s