La fiesta de los locos

AN00062113_001_lHoy, mañana, pasado – ¿o fue ayer?–, la fiesta de los locos y la de las canalladas impunes también, de las bromas que no lo son, de las veras que en cambio son burlas y no tienen fecha fija. Unos la ponen aquí y otros allá, entre Navidad y Reyes. Erudiciones, mitologías, cultos olvidados, disfraces de fin de año… Abusar de la buena fe y de las ilusiones del prójimo sin otro objetivo que el regocijo de portero de noche y de majara de Mondragón que se creen así muy listos, con ese punto de perversión a lo Bataille o alguna otra melonada por el estilo ¿no?… eso es de canallas, y lo sabían porque encima no dieron la cara. Cuando te han gastado una «inocentada» sangrienta y fuera de fecha, tienes alergia a las burlas de por vida, ya sea la fiesta de los locos o de esos falsos cuerdos de los que habló Shakespeare. ¿Fiesta del mundo al revés? Ni tanto. Burladores y burlados, listos y primos, como mucho. Nada que ver con el sentido del humor ni con el saludable no tomarse a uno mismo demasiado en serio. Descreo de las burlas que solo van en una dirección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s