Nido de picaraza

DSC_0033.JPG* De Madrid al cielo, no, al invierno, a la maleza de los emboscados,  al nido de la picaraza y al ruido del hacha que viene del corazón de la niebla y del agua. De una cara a la otra.

* No, no eran historiadores, sino propagandistas aventajados del poderoso de turno. La fantasía maliciosa y el embuste no tenían secretos para ellos.

* El gozo de tener un payaso de las bofetadas que no puede devolvérselas para de esa manera poder ejercer de listos, de patriotas, de auténticos… la bandera roja queda lejísimos, las protestas de amistad fraternal todavía más lejos.

* Lo repetiré una vez más: la puerta de socorro era un callejón sin salida.

* Actualidad de Marco Aurelio: antes le tocó a Montaigne, tan desconocido y olvidado, por clásico, durante años y más años. Tiempos de autoayuda estos, de frases lapidarias, de epitafios, de divisas para derrotados.

* Mejor tirar de repertorio de citas de prestigio (falsas incluso) que pensar por cuenta propia (Maneras del tiempo).

* Ni aquí ni allá. No estás hecho ni para Robinson ni para hombre de las multitudes: dromómano… Un poco tarde para admitirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s