Hacia la playa de la Barre de Bayonne

DSC_0103.jpeg

A mediodía fui a caminar por el paseo de las playas de Anglet, hasta la de la Barre de Bayonne, junto a la desembocadura del Adour. Un día hermoso de marea y mar muy viva después de una galerna que ha dejado abundantes rastros y vallas de prohibido el paso por todos lados a las que la gente hacía caso omiso. Para sacar esa fotografía del mar rompiendo en uno de los diques he tenido que esperar a que un grupo familiar dejara de hacerse selfis mientras una joven que a él pertenecía estaba a un lado dándole el pecho a su hijo, con el rugido de la rescaa y los golpes de luces y sombras como fondo. No debió gustarles mi aparición porque  el que podría ser el marido y padre de la criatura, yerno tal vez de los más añosos,  pero con notable cara de bruto, ha agarrado  una estaca de las de madera de deriva supongo que para proteger la privacidad de la lactante del sátiro mirón y la golpeaba en la mano como dando a entender… a veces me pasan cosas –me dijeron el otro día unos amigos en una coctelería fina de Madrid–, como a todo el mundo supongo, solo que yo me fijo. Por lo demás el día ha estado magnífico, con el Larun, las peñas de Haya y Jaizkibel en el horinzonte velados por una neblina de oleaje bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s