Gulliver (Manolo)

Gulliver 2No oía su voz desde hacía casi veinte años, pero ha sido como si la oyera ayer mismo. Entendería mal los años ochenta, mis primeros libros, los viajes repetidos a Madrid, las amistades literarias y las amistades a secas, sin la librería de Manolo Domínguez, Gulliver, en la calle del León. Hiciéramos lo que hiciéramos, todo pasaba por allí, lugar de reunión, de conversaciones, de cruce de noticias y devociones literarias y artísticas, pacíficas y tumultuosas… Dis Berlin y sus cuadros, Javier Pagola… Dejemos para mejor ocasión los nombres de todos aquellos con quienes me crucé o compartí en Gulliver y en las tabernas raciales de los alrededores. Eliot dice que todo tiempo es irredimible. No lo niego, el tiempo, los avatares, los humores, los errores, te tronzan, pero estos últimos años  he comprobado que donde hubo verdadera amistad, afecto, no lo puedes borrar de la memoria de un plumazo, eso forma parte de ti y te conforma, con sus luces y sus sombras, y no es que debas aceptarlo, sino celebrarlo. Es la gente la que te reconcilia con las ciudades. Me lo dijo en un momento inolvidable Javier García-Larrache… me enseñó mucho Javier, y como quien no quiere la cosa encima, pero esta es otra historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s