Enramadas de amanecida

DSC_0008.JPG

*El desprecio, esa elegancia de barra de taberna, pariente del lapo callejero.

* Odios, fobias, dogmas indiscutibles, lugares comunes, patrañas consentidas… otros tantos engrudos para la cohesión de la clase y de la tribu.

* Estar en posesión de la clave de la historia, de las claves a secas, es un asunto de clero o de clase, o de las dos cosas.

* Temblar con las víctimas, pero banquetear con los verdugos.

* Ser antisemita para no desentonar en la farra, justificar el Holocausto, negar los pogromos para ser de la peña: formas de vida españolas.

Un comentario en “Enramadas de amanecida

  1. En Diario de la galera Kertész se pregunta:
    ***¿Es K. judío?
    Si admitiera ser judío, podría acceder al Castillo: no entre los otros, pero accedería como judío;
    entraría sin la menor duda, aunque sólo fuera con la estrella amarilla sobre el pecho***

    De esto no se puede hablar … enseguida aparece el profesional de la negación para decirte que
    no sabes… tú no sabes ni la mitad de lo que hay que saber de los judíos…. como si estuvíesemos siempre Saber y Ganar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s