Madrid, ese circo

goya-peregrinacion-a-san-isidro

Si la calle madrileña es la Gran Parada, el Metro es una de las muchas pistas del circo, entre Buñuel, Berlanga, Segura..
Entra en la línea de Serrano un rumano tullidísimo, lisiado a más no poder, arrastrando sus piernas retoricas y apoyándose en una muleta, a pedir la voluntad y dar los buenos días. Recorre el vagón de un lado a otro y no recoge gran cosa, por no decir nada. Pasa al siguiente vagón renqueando y en esto un tipo joven, con barba y gafas, pinta de estudiante añoso le pega una patada a la muleta del lisiado  que se va a freir puñetas y entonces  salta, y brinca, brinca, como un atleta, maldice, jura y se echa a por su muleta no con intención de apoyarse en ella, sino de partirle la cabeza al gamberro que ante la amenaza se levanta y saca su credencial policial y como el falso lisiado persiste en la intención de arrearle con ella, lo saca del vagón agarrado por el cuello de la zamarra… allí se quedó, en una estación, vaciando sobre un banco el bazar que llevaba en los bolsillos.
[Para el apartado de cosas vistas]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s