Alegrías del arrabal

Zambomba! «El más salvaje cabaret de los sentidos». Se dice pronto. Había una pareja de ancianos delante por completo obnubilados, pequeñitos, arrugados, ella con las uñas pintadas de verde… Qué pensará fray Emakumo de todo esto? Me es igual. Yo, a lo mío. Las puertas del manicomio abiertas de par en par o las de la Libertad, froilen, froilen, toos hermanos..
Se fue el bus y llegó otro

Así que me fui a corretear (palos) por el parque del emérito en fuga parrandera y me encontré a ese tocador de pandero en plan tibetano o murga paleta, oms o eso… pero en todo caso algo místico porque estaba como un monje, levitando con su pandero… Aquí, el que no se entretiene es porque no quiere

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s