Carnavales en Cuaresma

Empecé hace un tiempo mi próximo artefacto narrativo. Estos días por pura casualidad, estoy trabajando en sus capítulos finales, una siniestra carnavalada, que tenía, a origen, una inspiración plástica y cinematográfica: los cuadros y grabados de Gutiérrez Solana, Domingo de Carnaval, de Edgar Neville, y esos cuadros carnavalescos del asturiano Díaz Orosia que me gustan mucho. En lo particular puede que estemos viviendo una carnavalada, en lo público desde luego que no, sino una tragedia de la que es difícil escapar, incluso a distancia. Cierres o dejes de cerrar las fuentes de información y te niegues a una dañina sobreexposición informativa, la amenaza de lo peor ahí sigue, pimpante, espesándose día a día. No tenía idea de meter en mi relato la pandemia ni mucho menos la amenaza de una guerra global, solo se trataba de una fuga memoriosa de un cortejo de fallecidos en circunstancias tan estrepitosas como extrañas: un guiñol burlesco más, la única escritura en la que me encuentro cómodo. Urdir esas páginas me permite sobrevivir a una zozobra personal que tiene mucho que ver con la edad y las perspectivas de futuro, viejo o nuevo, y el comme le temps passe… funámbulos en el hilo del tiempo ¿no?

Un comentario en “Carnavales en Cuaresma

  1. Pingback: Carnavales en — vivirdebuenagana – Conavegación | Blogosfera

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s