Derivas históricas (Robert Louis Stevenson)

Querido tío Jim, este jardín
Donde ahora paseas fumando tu pipa
¿Cuántas gestas inmortales
Y valientes batallas, ganadas y perdidas, no ha visto?
*

Sobre el poema de Stevenson, «Historical Associations» caí hace unos días al hilo de otras búsquedas, pero solo hace un rato he podido sacar esas fotografías desde una ventana de casa.

A lo lejos –entre los árboles por donde tiene un dormidero una nutrida colonia de milanos–, se ven los restos del castillo de Amaiur, el último bastión de la defensa de la independencia del reino de Navarra, sometido a asedio, entre el 13 y el 19 de julio de 1522, hace ahora 500 años. Más cerca se ve una de las torres de los Ursua (en la que dicen que nació Pedro, el marañón de El Dorado, asesinado por Lope de Aguirre en Barquisimeto). Los Ursua eran beaumonteses que participaron en el asedió de Amaiur y se llevaron como trofeo una puerta que está en Jauregizarrea, de Arraiotz, con impactos de proyectiles. La torre de Ursua tiene restos de fortificación. También a lo lejos, cuadrada, sobre el pueblo de Azpilkueta, se ve la «torre nueva» (a la vieja le dieron fuego) de los Jaso oJassu, que participaron en la defensa del castillo de Amaiur: sobrevivió y fue hecho prisionero Miguel de Jaso y Azpilikueta, señor de Javier, hermano mayor del jesuita Franzes (Francisco) de Jaso y Azpilkueta, que murió en 1552, muy lejos de donde nació, en la isla china de Shangchuan, y que, como santo, es patrón de Navarra…

Entre montes y bosques, y no muy lejos, batallas de la Primera Guerra Carlista y de la Tercera, guerra de la Convención, francesada, desertores en fuga de la Primera Guerra Mundial, nacionalistas vascos y republicanos españoles camino del exilio, esclavos del franquismo (Batallones de trabajadores) que escapaban a Francia día tras día, enrolados algunos a la fuerza en los parachutistas de Toulouse, judíos escapados de la persecución nazi y fugados del campo de concentración de Gurs de varias nacionalidades, aviadores aliados caídos en suelo francés y puestos a salvo por redes de contrabandistas…

Deberíamos caminar de puntillas,
Y yo, como vigía, iré delante,
Porque este es aquel encantado territorio
Donde todo el que vaga cae hechizado

* Traducción de José María Álvarez.

Un comentario en “Derivas históricas (Robert Louis Stevenson)

  1. Pingback: Derivas históricas (Robert Louis Stevenson) — vivirdebuenagana – Conavegación | Blogosfera

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s