Día tras día… (otra)

Jour après jour… sí, los días se escapan, el otoño está aquí en las luces, en las dalias que se quiebran, en el viento sur que sopló con fuerza el otro día y además de ponerte el pulso como para robar panderetas, peló de flores la lagerstroemia, en las rosas otoñales que parecen empeñarse en sacar sus mejores matices de color. Los días se acortan y no hay manera de espantar la dichosa jindama, el canguelo de esos días que vuelan por mucho estoico que pongas en escena. El tiempo, ese segalari de sombra, he dicho ya mucho veces. Ahora mismo corrijo pruebas de un artefacto que es probable sea el último, aunque no voy a ponerme estupendo, como suele ser habitual en el hampa literaria, y declarar que no escribiré más, a modo de campaña publicitaria para vender mejor el próximo libro, bien jaleado por los medios. Solo sé que con ese tranvía fantasma que hago circular por donde mejor me parece, con la ayuda de los versos de Eliot que hablan del tiempo y de Joyce, en el centenario de su Ulises, he llegado al final de un camino ya muy pateado. Lo que ahora venga, lo ignoro. Por el momento, el paisaje me acompaña.

2 comentarios en “Día tras día… (otra)

  1. Pingback: Día tras día… (otra) — vivirdebuenagana – Conavegación | Blogosfera

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s