Las cosas del pasado

grosz3“Vivas” a Franco y José Antonio en una tensa reunión del Colegio de Abogados de Madrid
La decana impidió debatir en la Junta Ordinaria de la institución una propuesta para retirar el título de decanos honoríficos al dictador y al fundador de Falange… Vivas, Presentes, Arribas… ¿Y qué más? Mucho más. Solo faltaba el cornetín de órdenes. Esas “cosas del pasado” están en el orden del día de nuestra vida cotidiana, de nuestro rabioso, y tanto, presente, y no están sujetas a debate, sino al trágala perro, al chulapo “¡sí qué pasa!”, al “¡Arriba España!” que suena a tiro en la nuca, y al elogio cobarde de la bravura de los cachorros y los “cuatro exaltados”… Han rescatado a sus héroes de ayer mismo y el culto a su memoria gana adeptos, desde el Diccionario Biográfico de la Real Academia de la Historia a la calle de los matones, los himnos y los berridos, pasando por las salas de togas donde se amordaza a quien conviene, como hace cuarenta años o sesenta o setenta. Están ahí porque nunca se fuero,  porque sus bustos han adornado los casinos, imágenes sagradas del patriotismo de los tragos,  y en la recámara de la vida social sestean mientras el delirio nacional crece, como si este fuera un país de locos o de borrachos o de maleantes y solo de eso…

Item más, pero sin salir de las cosas del pasado: me pregunto qué hará el escritor cuando  se tenga que pensar dos veces lo que escribe y publica, con la ley Mordaza o el Código Penal del fascista Gallardón sobre su cabeza. El articulado concreto acoge ya sus posibles diatribas como boca insondable de lobo y lo venden como garantía de libertades y buena parte del público aplaude o pasa porque no va con él.

El guanaco…

1387203041_758183_1387203598_portada_normal 1387201164746camion-galc4…enriquece la Marca España. Llega tan lejos la involución política del PP que hacen retroceder la calle a la época del franquismo, del botijo y el colorante, entre la chapuza y la leyenda urbana. Los estudiantes chilenos han demostrado que también se puede contra “el guanaco” y lo dejan hecho un Cristo –Universidad de Playa Ancha, por ejemplo– después de sus batallas campales, las que aquí no se dan (salvo los mineros),  pero al margen de datos pintorescos, lo que más me gusta de la noticia bomba es la prosa de los granujas: “vehículo ideal para acometer el control de masas”, bravo, bravo, sin paliativos, me entusiasma lo del control de masas; y esto otro casi mejor: que el guanaco o botijo sirve para “proteger el libre ejercicio de derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana”, ay, carajo, ay, que nos ponemos malos de la risa, que las urgencias de los hospitales son  mala taberna… pero lo que huele de lejos a pichicata gratuita es que el camión dichoso sea la mejor respuesta posible “a la actual dinámica social”… ¡y solo cuesta medio millón de euros!… ¡Que no se note pobreza!, brindaban los porteños.

Deterioro democrático

1380284547764jaqgalc4

Las pruebas del deterioro democrático en España se acumulan desde hace más de un año, tanto que han acabado dando en rutina. Quien practica por sistema y por ideología el abuso de autoridad y la extrema violencia institucional, cuenta con ello. Es lógico que una protesta contra el rey y la monarquía como es «#28-S Jaque al rey», empiece y acabe a palos (según canallesca amenaza de la Cifuentes) porque ahora mismo todo el esfuerzo del gobierno y de los medios de comunicación que le son cómplices es para restaurar la deteriorada imagen de una institución, la monarquía, deficiente, parasitaria, tocada del ala por su origen, su venalidad, su desparpajo social. Denunciar ese estado de cosas es anticonstitucional. Decir esto, un abuso, otro. En ese contexto, es lógico que el ministerio de Asuntos Exteriores, el que por honda tradición no sabe mantener otra política internacional que la lacayuna, invite a marcharse del país a seis observadores internacionales que venían a verificar hasta dónde llega el derecho a manifestación de los españoles, prepotencia o abuso de autoridad esta que recuerda los mejores rasgos de un estado autoritario y policíaco de cuya nostalgia y culto vive la casta dominante.

Billy el Niño y su cuadrilla.

1379621714_215259_1379621822_noticia_normalEl grupo de trabajo de la ONU sobre desapariciones forzadas viene a España a ver si el Gobierno cumple con el deber de perseguir a los autores, cuando menos en el papel, y de compensar a las víctimas de los crímenes que tienen su origen en el golpe de estado de 1936 y en el régimen franquista que le siguió. A no dudar, habrá dos versiones, la del Gobierno, mendaz y trapacera, que proclamará hacer todo lo que está en su mano, más incluso, y la que clama por lo desasistidas que puedan estar las víctimas y sus herederos: 130.000 familias que no saben dónde están sus deudos. Se dice pronto. Miles de personas que en todo el territorio nacional batallan con cunetas, archivos, falta de medios materiales y una indiferencia social que en la práctica es una ofensa renovada.

El Gobierno se ha desentendido de esa visita como si no fuera con él, al igual que lo lleva haciendo desde hace meses con el juicio emprendido en Argentina contra la impunidad franquista -mientras en las trastiendas pone todas las trabas jurídicas y diplomáticas que puede: estamos gobernados por tramposos no lo olvidemos-, y lo que es un clamor internacional, en boca del más bobalicón y retorcido de los ministros de Rajoy, Fernández, el policiaco Fernández, no pasa de ser un vago rumor de prensa, algo que ha oído por ahí y a lo que no ha prestado mucha atención porque a su juicio no la merece. Lo que ha oído por ahí es un proceso al franquismo que ellos han impedido se pueda poner en pie en España. Herederos del franquismo son y como tales se comportan. No puede haber sorpresa alguna. (Sigue)
Artículo publicado en los periódicos del Grupo Noticias, 22.9.13