Jacques Callot y un tontiloco

89 JACQUES CALLOT (1592-1635) Peasant Squatting 1617 m

El tontiloco engominado, palillero del Botánico, hace cagar; pero esto es lo que pienso del bellaco que intentó intimidar a mi editor por publicarme Pío Baroja, a escena para que no lo hiciera… Ese trabajo, de muchos años, aparecerá en unos meses, una vez pase esta galerna vírica. Es para mí un descanso, aunque haya otro ensayo a la espera, Otoñal y barojiana, en otro editor. No me espero nada bueno, al revés, sé que la camorra está sólidamente armada entre una patulea de estómagos agradecidos y tramposos de casta y alcurnia.

Pinocho de Andía y Alzate

97541353_254352059211509_5044724850506072064_oPinocho de Andía y Alzate, marqués ful de Lapurrenea, alias Kapritxines o Dosdedosdefrente en los mentideros de Madrid, un bellaco y un maleante con el alma preceptivamente engominada, de una altanería de sainete o de comedia berlanguesca… Es su recuerdo el que llega al escenario en vuelo torpón, en esta hora de los murciélagos alevosos que enseguida desaparecen por la fuerza de las circunstancias, y que me recuerda este cuadro de Marinus Van Reymerswaele, titulado «Los dos prestamistas» o «Los recaudadores de impuestos» (1540), de la National Gallery, Londres, donde lo encontré en julio pasado, cuando me llegó el aliento a podre de la última canallada del marquesito.