Incertidumbres y perplejidades

Incertidumbre, perplejidad y pocas ganas de soltar eslóganes antibelicistas, belicistas, salvajes o en apariencia sesudos y profundamente necios en sus fundamentos. Por no hablar del fabuloso barullo de las redes sociales en las que participan todos los contendientes y los gallitos de barrera de capotes, matamoros en la distancia, escupidores de pólvora.
Inermes o poco menos. Pringaos, aunque Jünger los llamara de otra manera. La guerra está tan lejos como han estado otras en los últimos años. Las consecuencias económicas y sociales están por ver. El tiempo es de destrucción porque ya lo era, antes y durante la pandemia, con o sin banderas, con mala leche y cainina en el aire. Ahora vienen esos rugidos de guerra a agitar un país con síntomas de fatiga y proclive a un régimen autoritario.
Vuelvo al Wanderer, de Grosz. El barrizal no es el mejor compañero del caminante que quiere dejar a al espalda el desastre porque, encima, hay desastres que te dan alcance, lo quieras o no, y de la manera que menos piensas y más contundente y dañina resulta.

Un comentario en “Incertidumbres y perplejidades

  1. Pingback: Incertidumbres y perplejidades — vivirdebuenagana – Conavegación | Blogosfera

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s