Otoño de Baztangoiza desde Zamarrenea de Arizkun

Otoño de Baztangoiza desde Zamarrenea, de Arizkun. Los días corren que se las pelan. Los aguaceros no nos han dado respiro. Apenas vimos y escuchamos las grullas un día, justo antes de las borrascas. Como ya no escribo artículos dominicales, he dejado de asomarme a los periódicos, algo que ya sospechaba, de modo que me entero de manera muy relativa de lo que pasa lejos y cerca porque es vomitivo. Estoy con Chirbes cuando dice que es mejor admitir que tú al menos no puedes drenar ese cieno público, ni poco ni mucho. Contento con que puedas refugiarte en un salvavidas de cabecera, como la filosofía y el jardín, que propugnaba Voltaire en Cándido (con todas sus variantes y actualizaciones). El alcance de lo que pueda escribir es tan limitado, que mejor intentarlo de otra forma. ¿Egoista? Sin duda. Pero lo prefiero a disfrazarme de Espartaco de descampado.

3 comentarios en “Otoño de Baztangoiza desde Zamarrenea de Arizkun

  1. Pingback: Otoño de Baztangoiza desde Zamarrenea de Arizkun — vivirdebuenagana – Conavegación | Blogosfera

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s