Hume, Sacks y el desapego

Vuelvo a menudo a la carta de despedida del eminente neurólogo y escritor Oliver Sacks, en la que, comentando un hermoso texto de David Hume y refiriéndose a su propio anunciado fin, dice:
«De pronto me siento centrado y clarividente. No tengo tiempo para nada que sea superfluo. Debo dar prioridad a mi trabajo, a mis amigos y a mí mismo. Voy a dejar de ver el informativo de televisión todas las noches. Voy a dejar de prestar atención a la política y los debates sobre el calentamiento global.
No es indiferencia sino distanciamiento; sigo estando muy preocupado por Oriente Próximo, el calentamiento global, las desigualdades crecientes, pero ya no son asunto mío; son cosa del futuro. »
Distanciamiento, desapego, escritura… Por fortuna no puedo quejarme de mala salud, pero la barra de la taberna de los cuatro gatos está, me temo, muy gastada.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s