Puerta al bosque

Suelo pasar a menudo delante de esa puerta. Está en un bosque cerca de casa. Cada vez la veo más comida de maleza, como la propiedad a la que daba acceso, un bosque muy cerrado. ¿Quién le pone puertas al bosque? No es necesario. Ya se encarga la maleza de cerrarlo. Pienso en el momento en que hicieron la puerta que daba acceso a una propiedad que imagino amable. Nada que ver con lo que hoy es, nada. Y me acuerdo de Henry James cuando hablaba de algo maligno que acecha siempre en la espesura, pero que no podía hacerle daño porque estaba en Surrey. ¿Era así? He intentando dar con la cita, pero se me esconde. Hoy buscaba una cita a propósito del momento en que el artista debe retirarse. Al final he recordado que es una escena de Una sombra ya pronto serás. El horizonte se achata y el bosque se cierra, entre tanto los rosales dan las flores últimas y más delicadas. ¿Cursi? Tal vez, depende de tu mirada. Me agencio fiemo de caballo para dentro de unos meses.

Un comentario en “Puerta al bosque

  1. Yo diría que pasemos, no hace mucho los dos, por eso misma puerta y que nos llevaron, al menos a mi, a unos días que se me antojan inolvidables. ¿Cursi? ¿Y? Gracias. Milla ezker, Merçi. Mon vieux. Amigo, lagunak.

    Me gusta

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s